Una noche mágica se vivió en Molina para conmemorar el Día del Patrimonio. Con una gran caravana que desembocó en el cementerio parroquial, más de 500 personas asistieron al recorrido nocturno que preparó la Corporación Municipal de Cultura de forma gratuita.

Todo comenzó a eso de las 19:00 horas del sábado, cuando una colonial carreta tirada por caballos se puso a la cabeza de la comitiva que se dirigió hasta el camposanto tanto a pie como en buses de acercamiento.

Durante el trayecto, las calles se llenaron de colores, ya que muchos participantes se lucieron con producidos disfraces para la ocasión, convirtiéndose así en un colorido espectáculo para los transeúntes.

RECORRIDO

Con el entusiasmo a tope, los valientes que se atrevieron a poner a prueba su temple en esta instancia cultural y educativa comenzaron el recorrido nocturno divididos en tres grupos.

Cada guía iba vestido de manera especial para caracterizar a algún personaje típico, además de ir contando historias y anécdotas poco conocidas de las figuras que forjaron la historia de Molina, como el Doctor Hurtado, el cura José Samuel Pérez, Luisa Moreira o el ex futbolista Alejandro Silva. Anécdotas y misterios como los de “Milagro Esperanza” también fueron parte de la épica caminata.

Además, para no interrumpir los relatos, hubo momentos especialmente dedicados para la toma de fotografías: lugares como “la huesera” y “el cacho del diablo” fueron los más apetecidos. Este último corresponde a la puerta de un mausoleo en donde se aprecia un socavón atribuido, por los más supersticiosos, a la acción del maligno.

PREMIOS

El evento también contempló una premiación para los disfraces más ingeniosos y bien logrados, reconociendo la creatividad e ingenio de los más osados a la hora de vestirse.

Uno de los galardonados fue Nicolás Campos, quien por primera vez participaba en la actividad, enterándose de ella a través de las pantallas del Canal Molina TV (propiedad del municipio). “Hay muchas historias que uno no conoce, como la de la huesera. Pasaron muchos murciélagos, había tumbas donde había gorriones y golondrinas escondidos. Totalmente recomendable”, expresó.

La otra ganadora fue Lilian Moreno, quien dijo que “nunca pensé que a tanta gente le llamaría la atención esto. Cuando le dije a mi hijo que hiciéramos esto, creí que seríamos los únicos disfrazados. Fue maravilloso, muy bonito”.

El gerente de la Corporación de Cultura, Sergio Ortega, manifestó su agradecimiento “al apoyo entregado por la alcaldesa Priscilla Castillo para todas estas actividades, como también a todas las personas que llegaron y a quienes se disfrazaron para darle un toque distinto al evento”.

La velada terminó con café y consomé para pasar el frío que comenzaba a sentirse cuando ya las velas se apagaron y los comensales iniciaban la retirada del cementerio, proceso que se realizó en buses de acercamiento gratuito para los participantes.

 

 

Sin comentarios

Deja un comentario