El esperado momento llegó para 170 familias de Molina, con la entrega de las escrituras que los acreditan como legítimos dueños de sus viviendas.

Se trata de los habitantes de los conjuntos habitacionales Valles de Casa Blanca 4 y Villa Bicentenario 3, quienes recibieron sus casas hace ya varios meses, pero que todavía no recibían el necesario documento del Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu).

Durante la ceremonia efectuada en el teatro municipal, los beneficiados compartieron con las autoridades presentes, encabezadas por la alcaldesa Priscilla Castillo e integrantes del Concejo Municipal, senadores, diputados y otras autoridades regionales.

AÑOS DE ESPERA

Entre los felices propietarios que recibieron subsidio para hacer realidad el sueño de la vivienda propia, María Ibarra, hoy residente de Valles de Casa Blanca, explica que “postulé durante muchos años en Molina y no me resultaba, no había cupo; pero acá Dios me dio la bendición de quedar en la cuarta etapa. Hace nueve meses recibimos nuestras casas y el barrio es excelente”.

A cargo de la Oficina Comunal de Vivienda, José Lizana indica que “la importancia de esta ceremonia radica en que las personas ahora podrán obtener distintos documentos que les servirán para optar a mejoras de sus hogares”.

Entre los beneficios, destaca el mejoramiento tradicional, térmico, ampliación y paneles solares. “Nosotros, por mandato de la alcaldesa Priscilla Castillo y junto a la Egis Municipal, estaremos en coordinación con los sectores para formar comités que permitan elevar la calidad de vida de las personas”, informa el profesional.

Actualmente, en la comuna están formados diversos grupos habitacionales y comités de mejoramiento o ampliación. Mientras algunos recién están formando la demanda, hay otros que están postulando, mientras que los demás se encuentran aguardando la asignación de recursos. “Esperamos que dentro del año tengamos más buenas noticias”, anuncia Lizana.

Sin comentarios

Deja un comentario