Una melodiosa sorpresa recibieron los clientes y usuarios de la sucursal del Banco Estado en Molina, gracias a la Big Band de la Escuela Quechereguas de Pichingal.

A eso de las 13:00 horas del viernes, siendo el último día de la semana en que los molinenses pueden realizar sus trámites en el lugar, los 24 niños que conforman el conjunto musical comenzaron una presentación en el patio del recinto.

Contando con instrumentos de viento, tales como trompetas, saxofón, trombón y clarinete, la agrupación sacó aplausos tanto de los usuarios del banco como de los transeúntes, quienes se detenían a escuchar esta novedosa manera de demostrar los talentos juveniles.

HISTORIA

Los primeros pasos del conjunto se dieron en 2014, según contó Roberto Ramírez, trompetista, profesor y fundador del proyecto. “La cosa comenzó a tomar forma dos años después, mientras que el año pasado llegaron los instrumentos y hoy ya podemos hacer un trabajo sistemático con 24 muchachos gracias al apoyo de la escuela, los apoderados y la comunidad. Agradecemos también a la alcaldesa Priscilla Castillo por todo su apoyo en las diferentes actividades y presentaciones que hemos hecho”, expuso el docente.

Desde la Dirección de Administración de Educación Municipal (DAEM), Gabriel Silva explica que “una de las misiones que nos ha encomendado nuestra alcaldesa es fomentar los talentos artísticos de todos los niños, no solo de las zonas urbanas, sino que también de sectores rurales. Es por eso que hemos estado brindando nuestra ayuda mediante la compra y mantención de equipamiento tanto en música como en pintura y otras disciplinas importantes para su desarrollo”.

Tras la muestra, que se extendió por cerca de 40 minutos, los integrantes de la Big Band se despidieron entre aplausos de los sorprendidos clientes de la institución bancaria, prometiendo volver pronto a deleitar los oídos del público con sus clásicas melodías.

Sin comentarios

Deja un comentario