Una importante medida para combatir la delincuencia y brindar mayor protección a la comunidad fue implementada en Itahue, localidad perteneciente a Molina.

Se trata de diez cámaras de vigilancia instaladas en diferentes puntos de dicho sector, adquiridas por el Comité de Agua Potable Rural de la zona, recibiendo también el apoyo y asesoría de la Dirección de Seguridad Pública de la turística comuna.

En la oportunidad, la alcaldesa Priscilla Castillo dio el vamos a la iniciativa junto a representantes de Carabineros y la Policía de Investigaciones (PDI), ya que también aprovecharon de firmar el convenio de colaboración y reserva, mediante el cual los uniformados pueden acceder a las grabaciones sin necesidad de contar con una resolución de algún tribunal.

Una noticia que fue aplaudida por los residentes del apartado poblado, como afirma Gladys Norambuena, quien comenta que “hay muchos robos acá, pero pienso que con esto se va a detener esa ola que viene cada cierto tiempo. En años anteriores, fue bien seguido, a varios vecinos les robaron en sus casas. Ahora, sentimos una tranquilidad tremenda”.

 

MEJORES PRUEBAS

Tras la ceremonia de inauguración de las cámaras, Priscilla Castillo indicó que “una de las misiones principales de nuestra Dirección de Seguridad Pública es potenciar el trabajo conjunto entre los vecinos y las policías, ya que cuando son los propios habitantes de un sector los que se empoderan, los delincuentes lo piensan dos veces antes de cometer algún robo u otro ilícito. Por eso, también invitamos a todos los comerciantes y empresarios que se quieran sumar al convenio de colaboración y reserva, donde Carabineros y PDI pueden acceder de inmediato a sus videos cuando ocurra algún hecho delictivo, sin mediar orden judicial”.

Otro aspecto destacado es la mejora en la calidad de la evidencia a presentar en un juicio, señaló Marco Ramírez, Comisario de la Brigada de Investigación Criminal de la PDI Molina. “Es un gran paso que ha dado el Comité de Agua Potable Rural, porque colaborará con los organismos policiales y el Ministerio Público. Además, en los futuros juicios orales, se podrán usar las grabaciones como medios de prueba importantes para identificar a personas, posicionar a delincuentes y esclarecer hechos que puedan acontecer”.

Opinión compartida por el Jefe del Retén Itahue, suboficial Sebastián González, quien explica que “es un beneficio tremendamente grande, porque no contábamos con cámaras de vigilancia y ahora será fundamental para la función policial, porque será un medio de apoyo para las pruebas que se remiten a tribunales”.

Sin comentarios

Deja un comentario