Un espaldarazo a la labor que cumple el pueblo evangélico concretó la Municipalidad de Molina tras firmar la entrega del comodato de un terreno a la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile en la turística comuna.

El documento en cuestión permitirá que la congregación religiosa pueda avocarse a construir un templo en un sitio eriazo de 250 metros cuadrados ubicado en la Villa Región del Maule. La entidad religiosa administrará el lugar por los próximos 25 años.

ILUSTRE VISITA

Para la firma del comodato, asistió directamente desde Santiago el Obispo Nacional de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, Bernardo Cartes, quien estampó su rúbrica en la notaría local.

“Nos alegra mucho que un municipio como Molina, con su alcaldesa, nos abra las puertas para construir un lugar de refugio para el enfermo y el desvalido tanto material como espiritualmente. Esto servirá a la iglesia, pero también a la comunidad”, expresó el líder evangélico, quien se reunió con la primera autoridad comunal y con el Encargado de la Oficina de Asuntos Religiosos del municipio, José Bravo.

ROL SOCIAL

Junto con recibir al Obispo, la alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo, hizo hincapié en el rol comunitario que cumplen las organizaciones religiosas. “Estamos haciendo un estrecho trabajo con las iglesias, ellas hacen una labor social y espiritual muy significativa dentro de la comunidad. Por ello, junto al Concejo Municipal decidimos entregar este comodato mediante el cual construirán un templo que servirá para muchas familias”, señaló.

Por su parte, el Pastor de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile en la comuna, Rodrigo Sepúlveda, destacó “la cálida recepción de la autoridad comunal” y calificó esta oportunidad como “una gran bendición, pero también un gran desafío”.

El representante de la entidad evangélica finalizó diciendo que “ahora maduraremos este proyecto para tener un lugar de oración y adoración abierto a toda la comunidad”, indicando que se tratará de un templo para albergar a una gran cantidad de personas.

Sin comentarios

Deja un comentario