La Municipalidad de Recoleta, bajo la administración del Alcalde Daniel Jadue, fue la primera comuna, en tener una farmacia popular. Una farmacia bajo el manejo municipal y que va en directo beneficio del bolsillo de todas las personas.

Al comparar precios entre las farmacias de retail y la farmacia popular, la diferencia es realmente abismante. Por ejemplo, una aspirina de 100 miligramos, en la farmacia popular cuesta 1.830 pesos, y las farmacias habituales, pueden llegar incluso hasta los 7.250 pesos.

Fue por esta razón, que la alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo, no quiso quedarse afuera de esta iniciativa y participó en un seminario en Santiago, realizado hace un par de semanas, en donde se entregó información del proyecto.

La idea es copiar las buenas ideas, e instaurar una farmacia popular en Molina, señala la alcaldesa, Priscilla Castillo, “Fuimos a Santiago y conocimos todo el procedimiento que realizan, queremos implementarlo en Molina, apuntando especialmente a personas que más lo necesitan, como los jubilados, adultos mayores o que tienen bajos sueldos”

¿Cuáles son los requisitos?

  1. Estar inscrito en cualquier Centro de Salud de la comuna, es decir, en el hospital de Molina, Cesfam de Lontué y postas rurales.
  2. Tener Ficha de Protección Social (No importa el Puntaje)
  3. Pertenecer a la comuna de Molina
  4. Receta Médica con no más de 6 meses antigüedad
  5. Carnet Identidad
  6. Recibo de Tesorería Municipal

Por estos días, un equipo municipal se reunió con el gerente de la farmacia popular de Recoleta, Marcos Fernández, en Santiago, para conocer a fondo los procesos administrativos y jurídicos, para la obtención de este tipo de programas. Por lo tanto, la municipalidad ha ido trabajando para aquello, de manera paralela en todas las exigencias, y de esta forma, agilizar de la mejor manera los pasos de este proyecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí