Con paseos en carretela, exhibición de autos clásicos y feria del recuerdo Molina celebró el Día del Patrimonio

471

El municipio dispuso de una serie de actividades para rescatar el valor histórico de diversos puntos de la turística comuna. La comunidad respondió con una alta convocatoria pese a las bajas temperaturas.

Vestidos a la usanza antigua y paseando como en la época colonial, los molinenses celebraron el Día del Patrimonio.

La Plaza de la ciudad fue el punto de partida de la serie de actividades en las que los participantes pudieron hacer un viaje al pasado para rescatar recuerdos históricos de la comuna.

Montando una feria llena de fotografías en blanco y negro, quienes paseaban por el lugar pudieron conocer más acerca de los principales hitos de las tierras molinenses, así como las costumbres y modo de vida de sus ciudadanos.

VIAJE EN CARRETELA

Sin embargo, también hubo momentos para pasar de la contemplación a la acción, con la puesta en marcha de carretelas y carrozas tiradas por caballos. Una vez a bordo, los pasajeros escuchaban atentamente a los relatores (vestidos a la usanza de la época colonial) de la Corporación Municipal de Cultura que entregaban valiosa información histórica de cada punto de parada.

Uno de los participantes, Julio Rojas, agradeció la gestión del municipio para el evento, señalando que fue “una experiencia muy bonita, porque uno que vuelve al pasado y recuerda nostalgias de cuando era joven. Andaba comprando con mi hija y quisimos salir aprobar la experiencia de andar en carretela, ya que cuando chico, uno las veía no más. Hay que aplaudir esta organización, fue muy hermoso”.

AUTOS CLÁSICOS

Otro de los atractivos que se robó las miradas durante el Día del Patrimonio en Molina fue la exhibición de autos clásicos, contando con verdaderas reliquias de diversas épocas, las que fueron el principal objetivo de las fotografías.

Su propietario, Pedro Bartolomé Bachelet, contó cómo fue armando su colección, recordando que “empecé hace casi 40 años comprando un auto” y afirmando que “el criterio para elegirlos es que sean originales y que no requieran restauración, no me he fijado en marcas”.

El coleccionista explicó también que “varios de estos vehículos han sido usados por mí como movilidad diaria. Siento una alegría que no pensé, porque cuando uno va en la calle, se nota que hay gente que lo disfruta”.

ALTA CONVOCATORIA

Por su parte, la alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo, agradeció la gran convocatoria que tuvo la serie de actividades pese a las bajas temperaturas, calificando al evento como algo “maravilloso, por la gran cantidad de gente que vino a disfrutar de esta exposición de los recuerdos. Vimos a mucha gente emocionada con las fotografías y los vehículos, así que agradecemos a don Pedro por facilitarlos. Invitamos a la comunidad a prepararse para el próximo año, porque la idea es que cada persona que lo desee, pueda participar en la feria contando su historia, en algún momento del año abriremos inscripciones para ello”. La serie de actividades terminaron el día domingo con una caminata participativa en Lontué recorriendo lugares llenos de historia para la icónica ciudad con motivo del Día del Patrimonio.