Tags Resultados con el tag "Festival folclórico de la Vendimia"

Festival folclórico de la Vendimia

Emoción de principio a fin tuvo el Festival Folclórico de la Vendimia de Molina, cita en donde la música y el vino fueron protagonistas en una Plaza de Armas que congregó a miles de personas.

En su cuadragésima cuarta edición, el mega-evento contó con una extensa feria artesanal y gastronómica llena de exóticos productos, pero teniendo siempre como una de sus atracciones estrella a la exhibición de vinos: los puestos del brebaje nacional fueron parada obligada para muchos de los asistentes.

Los típicos anticuchos y chorrillanas se sumaron a los postres, helados tailandeses, chocolates, pastas, cervezas artesanales, frappé, juguetes e innumerables artículos puestos a la venta durante los días 8, 9 y 10 de marzo.

Además, la simpatía de José Miguel Viñuela junto a los cómicos chascarros de Pamela Díaz animaron una cada vez más popular festividad, cuya antesala estuvo marcada por la emocionante “Carrera de Garzones” y la entretenida “Pisá de Uva” durante los días anteriores.

PRIMERA NOCHE

Una mezcla de romanticismo y baile llenó la Plaza de Armas con el show de Los Vásquez el viernes. El “pop cebolla” de esta poderosa dupla se robó la película conmemorando también el Día Internacional de la Mujer, en una presentación fluida y sin baches técnicos.

Enseguida, el siempre exigente público amante del folclore tuvo un deleite con el amplio repertorio de una verdadera leyenda viviente: Pedro Messone. El cantor de incontables clásicos demostró por qué las tradiciones chilenas jamás morirán llevándose los aplausos de la parcialidad.

Tras él, fue el turno de Gloria Simonetti, quien deslumbró con su espectacular voz a los asistentes que quedaron pidiendo más de la artista que se ha llevado cuanto trofeo existe en nuestro país.

El número final estuvo a cargo de un trío que se ganó el corazón de los asistentes gracias a sus pegajosas canciones rancheras y a su despampanante belleza. La Reina Isabel derrochó talento y baile cerrando así una impecable primera jornada.

SÁBADO DE SABOR Y RECUERDOS

Como si se tratara de una botella que alguien comienza bebiendo tímidamente para luego dar rienda suelta al espíritu fiestero, el espectáculo partió con los recuerdos hechos música de Los Hermanos Zabaleta, quienes hicieron cantar a la gran cantidad de adultos mayores que arribaron al lugar.

Tras ellos, la nostalgia de la época dorada prosiguió, gracias a los hits de Germán Casas, quien ahora lograba hacer bailar no solo a los más longevos, sino que hasta los propios niños se movían al ritmo de sus pegajosos temas.

DESPERTÓ EL MONSTRUO

Una de las principales incógnitas de la noche era la rutina de Mauricio Flores, humorista nacional que llegaba precedido de una extensa carrera en televisión, además de una variopinta gama de personajes.

Personificando a “Tony Esbelt”, la puesta en escena, si bien sacó algunas carcajadas iniciales, no terminó por convencer a los espectadores, quienes hicieron llover las pifias de forma insistente, especialmente después de algunas frases subidas de tono.

Tras alrededor de 40 minutos, el comediante se transformó en la primera víctima del “monstruo”.

COMPETENCIA FOLCLÓRICA

Tras un tenso tiempo de deliberación, el jurado compuesto por Pedro Messone, Gloria Simonetti, Ofelia Gana y Jaime Campusano tomó la decisión rotunda. El cetro como el mejor de todos recayó en el tema “Tiempo de Cosechar” del grupo Uraco de Curicó.

El segundo lugar fue para “Guerrero Licanantay” de René Arévalo con el grupo Antara, mientras que el tercer puesto lo obtuvo la agrupación “Las Comaires” con su canción “Ya se va mi bien querí’o”.

En tanto, la mención de Mejor Intérprete fue entregada a Marcela Moreira, quien entonó desde el alma sus “Décimas por niños de pies descalzos”.

EXPLOSIÓN DE SABOR

Cerrando el show, Villa Cariño cumplió su promesa de hacer bailar a todos los entusiastas amantes del ritmo tropical, regalando un espectáculo de calidad mientras la feria artesanal y gastronómica vivía su propio festival: vinos, cervezas, chocolates, anticuchos, bazar, juegos inflables y tecnológicos, pastas y artículos de decoración encantaron a los visitantes que se quedaron hasta altas horas de la noche viviendo la 44ª edición del Festival.

DOMINGO LOCAL Y POLÉMICO

El último día arrancó con las coreografías de la agrupación local “Legión Urbana”, quienes dieron paso a una incontenible verborrea musical de ritmo y pasión con La Combo Sativo.

Los curicanos no dejaron pasar la oportunidad de demostrar por qué son señalados como una de las bandas con mayor proyección dentro del género tropical en Chile, haciendo bailar a las más de cuatro mil personas que se movían con sus cumbias y que les obligaron a extender su presentación. Una performance rotundamente exitosa.

Luego fue el turno de “Culto Reggae”, quienes supieron ganarse al público mediante sus trabajados y melodiosos temas, entregando también su apoyo a la correcta aplicación de la denominada “Ley Emilia”, sacando aplausos de los asistentes.

EL PLATO FUERTE

Ante la expectación de cerca de cinco mil personas, especialmente niños y jóvenes, la estrella musical del momento hizo su aparición sobre el escenario: Camila Gallardo fue recibida con euforia a eso de las 22:00 horas.

Pese a la polémica que se generó previo a su presentación debido a la estricta prohibición para transmitir o grabar su show, la fanaticada se rindió a los pies de una de las cantantes ícono de la música nacional.

Durante una hora de intenso show en donde se escuchaba un ejército de voces coreando sus temas, la autora de “Abrázame” cerró una noche redonda tanto para el público como para los locatarios que dieron vida al Festival.

Molinense de corazón, pese a residir en Malloa (Región de O’Higgins), Ofelia Gana sigue manteniendo contacto con la comuna que la vio nacer y crecer, especialmente visitando a su hija y a su nieto en Altos de San Pedro.

Hoy, más que nunca, sus ojos y sus oídos estarán fijos en Molina, ya que forma parte del jurado que elegirá al tema ganador de la tradicional competencia folclórica. Bajo su óptica de “Cultora Destacada” del patrimonio chileno, explica qué es lo que buscará en cada uno de los ocho aspirantes al trono del Festival Folclórico de la Vendimia.

  • ¿Qué la motivó a ser jurado?
  • He participado en esa calidad en muchos festivales y ya había dejado de asistir, pero dada la importancia y trayectoria del de Molina, decidí ir a representar el folclore puro del pueblo, ese folclore que no puede llegar a instancias altas. Si veo que algún seleccionado muestra un atisbo, un aire, un perfume a esa identidad que se ha ido perdiendo; no dudaré en destacarlo.

  • ¿Qué elementos considera de mayor importancia en los festivales?
  • Creo que, en general, los festivales han perdido ese sentido de honor a la raíz, ya no se canta al proceso de la vendimia y a la ilusión con la que se cargan las vides. Por eso, buscaré aquí ese componente especial: la identidad chilena.

  • ¿Qué aspectos evaluará en los competidores, teniendo en cuenta que también hay un representante de Lontué (Kullaka)?
  • Me parece muy bien que haya un clasificado local y le pondré harto ojo buscando lo que anteriormente mencionaba. Al comienzo, la idea de este festival era destacar musicalmente las actividades diarias de quienes trabajan en la vendimia y espero ver eso en alguna de las presentaciones.

  • Desde su experiencia, ¿qué se les debe pedir a las nuevas generaciones de músicos?
  • Yo no soy cantante, soy rescatadora de lo popular, de lo campesino, del pueblo. No me interesa alguien que tenga un dominio perfecto con el micrófono, sino que entregue un mensaje con sentido, algo que veo con tristeza que se perderá algún día. Tengo recuerdos de personas que han ganado en Molina y que me contaron la trascendencia de sus temas, como también de quienes no ganaron, pero que sí quedaron en el repertorio musical chileno.

  • ¿Qué debe contemplar el tema ganador?
  • Al revisar el repertorio musical folclórico chileno, me fijo en quién salió de ahí, quién pudo haber tenido una huella al ganar en Molina, eso es lo que tengo que ver. No quiero que la canción muera en el Festival, sino que sea un tema que lo represente y lo haga trascender.

  • ¿Qué mensaje le daría a quienes están comenzando en la música?
  • Les diría que no se avergüencen de tener una raíz folclórica, porque lo popular pasa con el tiempo: en dos meses más nadie se acuerda de lo que estaba de moda. Busquen dejar una huella musical, una melodía que trascienda en el folclor chileno para siempre.

Miles de personas disfrutaron de la feria de artesanía y gastronomía que acompañó  el cuadragésimo segundo festival folclórico de la vendimia de Molina.

Un total de 53  expositores gastronómicos, 40  de productos  gourmet, 70 artesanos  y 35 puestos de venta de diferentes productos, fueron parte de la feria por donde circularon más de 40 mil personas en sus tres días de funcionamiento.

 

 

Feria Artesanal y Gastronómica

La Feria artesanal de la Fiesta de la Vendimia ha sido una de las más grandes que hemos tenido en la comuna. Los mejores expositores gastronómicos y artesanales estuvieron presentes y tuvo una gran seguridad para los visitantes.

Posted by Municipalidad de Molina on jueves, 16 de marzo de 2017

Domingo 24 de Marzo de 2019
  • UF: $27.565,76
  • Dólar: $665,12
  • Euro: $754,70
  • IPC: 0,10%
  • UTM: $48.353,00