Tags Resultados con el tag "Desafío"

Desafío

El que no se atreve, no cruza el río. Aplicando literalmente este dicho, más de 80 excursionistas se atrevieron a asumir el “Desafío Fraile” en Molina, instancia en la que ascendieron al cerro del mismo nombre.

La actividad es corresponde a uno de los retos más exigentes entre los que organiza la Corporación Municipal de Turismo, junto a su similar de Deportes. Prueba de ello fue el imponente caudal del río que se presentó como el primer obstáculo para la comitiva que se puso como meta llegar hasta la cima de la montaña.

INTENSO VIAJE

Como si el nombre del cerro hubiese impregnado al sector de un halo místico, la naturaleza que rodea a toda la ruta se caracteriza por ser de difícil acceso, lo que hizo más atractivo el tour para los excursionistas.

Tras recibir la ración de marcha y las instrucciones de los expertos para hacer la expedición de forma segura, los participantes comenzaron el viaje desde El Radal. Poniendo a prueba su ingenio, los guías lograron mediante cuerdas que toda la comitiva atravesara el caudaloso estero El Toro que protege el camino hacia la cúspide de la montaña.

La aventura prosiguió durante horas por senderos rodeados de bosques de robles y otras especies, en un ascenso donde la naturaleza iba mostrando a cada paso su indómita belleza. A lo lejos, se veía la cima del cerro Fraile, llamado así por las formaciones rocosas que allí se encuentran y que asemejan la calva de un sacerdote.

Al llegar a la meta, los senderistas pudieron admirar una de las vistas más hermosas que ofrece la cordillera de Molina, mostrando los poblados y límites con las otras comunas.

EXPERIENCIA INOLVIDABLE

Maravillados quedaron quienes formaron parte de la extensa caminata, tal como relata Carla Gutiérrez. “A quienes tienen susto, les digo que sí se puede llegar a la cima. Tal vez con dificultades, como el frío y el agua, pero se puede”.

Por su parte, Muriel Arias, afirmó que “lo hemos pasado súper bien, fue muy entretenido. Es primera vez que hago esto y fue una buena experiencia, desafiante, pero reponedora cuando uno llega a la cima. Gracias a la municipalidad y a las corporaciones por estas actividades”.

Tal como lo ha hecho con las demás expediciones, la alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo, acompañó a los excursionistas durante todo el trayecto. “Acabamos de cruzar el estero El Toro, fue un día increíble, espectacular y quiero dejar a todos invitados al próximo desafío que tendremos en noviembre”, dijo tras sortear de vuelta las caudalosas aguas de la montaña.

El siguiente reto tendrá lugar en el cerro Chiquillanes, en fecha por confirmar.


Un encuentro con las raíces de la tierra, con la pureza del aire cordillerano y con el sentido de comunidad. Bien podría definirse así lo que fue el “Desafío Traluñé”, actividad en donde más de 80 personas ascendieron al cerro del mismo nombre en Molina.

La iniciativa corresponde a una ya tradicional escalada familiar que organiza la Corporación Municipal de Turismo, en conjunto con su similar de Deportes, teniendo como principal tónica el cuidado del entorno y la consecución grupal de objetivos.

Durante toda la semana se estuvieron realizando las inscripciones para tomar parte de la actividad, con un valor de solo tres mil pesos. En esta oportunidad, la propia alcaldesa, Priscilla Castillo, estuvo en el grupo de excursionistas.

ITINERARIO

Los valientes que se la jugaron con este desafío partieron desde la Casa del Turista, recinto ubicado en plena Plaza de Armas. Allí, a eso de las 08:00 horas, se le facilitó a cada participante una colación saludable junto a bebidas isotónicas para recuperar sales.

La travesía propiamente tal dio comienzo en las faldas del cerro Traluñé, el cual debe su nombre al ave denominada “traru”, pero cuyo uso lingüístico por los lugareños fue derivando en el ya conocido nombre de la montaña.

Tras informar acerca de las medidas de seguridad, el personal municipal guió a los excursionistas por el sendero que llega a la cima, sorteando diversos obstáculos naturales y manteniendo siempre a un grupo de avanzada y a otro de rezagados.

Tras contemplar la inigualable vista, tomar fotografías y hasta darse maña de bailar cueca, el grupo inició el victorioso descenso, llegando “a tierra”, alrededor de las 16:30 horas.

PARTICIPANTES

“Me invitaron unos amigos y dije, ¿por qué no?”, dice Marisela Ríos, acerca de cómo se enteró del evento. “Si bien hubo lugares a los que costó llegar, finalmente se pudo. Me sirvió para conocer gente nueva y para adentrarme en el deporte. Ojalá se pueda repetir en algún momento”, añadió.

En tanto, Marcelo Martínez, otro de los senderistas, reconoció que “yo había hecho este recorrido ya en bicicleta, pero nunca había llegado hasta la antena. Fue realmente todo muy bonito y se veían las ciudades desde arriba”.

“Ha sido una experiencia espectacular, porque no solo se cultiva un cuerpo sano, sino que también uno puede hacer nuevas amistades y conocer la importancia real de cuidar nuestro entorno, para que las nuevas generaciones puedan conocer y disfrutar de todas estas maravillas naturales”, comentó la alcaldesa Priscilla Castillo, agregando que “los dejamos a todos invitados para que participen”.

PRÓXIMO DESAFÍO

Como todos los años, la serie de desafíos se repetirá, siendo el próximo en el Cerro Fraile, llamado así por su cima llena de rocas que emula la calva de uno de estos icónicos sacerdotes. La fecha está todavía sujeta a confirmación.


 

Martes 20 de Noviembre de 2018
  • UF: $27.492,53
  • Dólar: $672,41
  • Euro: $767,77
  • IPC: 0,40%
  • UTM: $48.160,00