Uno de los barrios tradicionales de Molina es del sector de Agua Fría, conocido como el barrio nocturno de la comuna. Es en este sector donde se implementarán nuevas luminarias de seguridad peatonal que traerán más seguridad en la avenida Agua Fría, como parte del proyecto de mejoramiento de seguridad iniciado por la municipalidad y la Subsecretaria de Prevención del Delito.

Las nuevas luces peatonales estarán ubicadas  en la acera sur desde Quechereguas y hasta el canal Cerrillano con Teniente Ponce y se sumarán a la iluminación ya existente en el lugar. Según Luciano Farías, encargado de seguridad comunal, los nuevos focos led son el resultado del trabajo conjunto de la municipalidad y la comunidad. “Empezamos a trabajar con juntas de vecinos del sector y con los representantes de los comerciantes de la zona, hemos un trabajo para convocar a todos los beneficiarios de este proyecto como el sector de La Florida y Altos de Bicentenario”.

RUTA TURÍSTICA 

La alcaldesa de Molina Priscilla Castillo, valoró el proyecto realizado por la subsecretaria de prevención del delito en la comuna y destacó que es muy importante para revitalizar el barrio, que sirve de entrada al camino que conduce parque nacional Radal – Siete Tazas, principal atracción turística de la región.”La calle Agua Fría es para nosotros una calle muy importante de la comuna, es parte  de la identidad de nuestro pueblo  y estamos haciendo un trabajo en conjunto con los vecinos para hermosearla. Luego de ganarnos el proyecto, esta semana ya empieza la empresa a instalar las luminarias para la seguridad de los vecinos” dijo la alcaldesa.

Junto con la las luminarias, el proyecto pretende también recuperar las fachadas  del tradicional barrio molinense, crear estacionamientos y veredas más anchas para que puedan detenerse con seguridad los turistas que van hacia el parque nacional Radal – Siete Tazas.

Los vecinos recibieron de buena forma esta iniciativa, sobre todo como una oportunidad de iniciar nuevas fuentes de ingreso con el inicio de las obras. “Me parece muy bien porque la iluminación le da más seguridad a todos los vecinos, porque este barrio es más oscuro por la gran cantidad de árboles que tiene. Se están haciendo muchas poblaciones nuevas, lo que mejorará la sensación de seguridad”, dijo la joven Javiera Campos, quien vive en el sector.

“Este el camino principal que inicia el turismo en Molina y hermosearlo es bastante bueno, eso habla bien del interés del municipio y de su alcaldesa de preocuparse por este tema” dijo el vecino Ricardo Valdivia.

Las obras de las nuevas luminarias peatonales en el sector de Agua Fría de Molina, tendrán un plazo de ejecución de 7 meses, iniciándose en los próximos días la licitación y pronto la construcción de las estructuras para la nueva iluminación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí