Videos

Era la última expedición del año y quisieron despedirla con todo. Es por eso que, coronando lo que ha sido una serie de retos, el “Desafío Chiquillanes” permitió que más de 80 excursionistas conocieran parte de la zona precordillerana de Molina.

Organizada por la Corporación Municipal de Turismo, junto a su par de Deportes, la actividad contó, como ya se ha hecho tradición, con la propia alcaldesa Priscilla Castillo escalando la montaña. Sin embargo, hubo un participante que llamó la atención al asumir el reto pese a su discapacidad física.

SENDERO CON HISTORIA

La travesía comenzó en la madrugada del domingo, ya que los asistentes debieron salir temprano desde sus hogares para estar a tiempo en Parque Inglés, punto de partida de lo que sería un día mágico para muchos.

Los primeros pasos ya daban cuenta de las maravillas naturales que esconde el Cerro Chiquillanes, llamado así por una antigua etnia precolombina que habitaba en dicho sector, siendo sus integrantes famosos por ser cazadores feroces y guerreros cuyo nombre aterraba el corazón de otros poblados. Las flechas y piedras horadadas que se han encontrado de ellos, así lo confirman.

Los árboles caducifolios como los robles adornaban el histórico sendero, en donde poco a poco fueron dando con lugares que fueron objeto obligado de fotografías. Sitios como “Los Tres Coihues”, la vertiente El Canelo y el mirador de Los Chahuales fueron algunas de las más llamativas paradas, como también el mirador natural con vista hacia el volcán Descabezado Grande.

Tras abordar la quebrada de “La Leona”, los aventureros conectaron con el “Sendero Malacara”, epílogo del trayecto de más de cinco horas de viaje, en donde los más pequeños (desde 12 años en adelante y acompañados de un adulto responsable) pudieron también apreciar insectos, arañas y aves autóctonas chilenas.

EJEMPLO DE INCLUSIÓN

Hubo un participante que se robó todos los aplausos, al demostrar su tenacidad pese a contar con una discapacidad física, como es la ausencia de una extremidad. Se trata del ex niño símbolo de la Teletón, Alejandro Rojas, quien actualmente se desempeña en la Municipalidad de Molina como Jefe de Finanzas.

Acompañado de su hijo, Joaquín, realizó todo el recorrido y, pese a lo agotador del viaje, llegó sin problemas a la meta. “Siempre me han gustado los desafíos y, cuando supe de éste, quise poner al límite mi capacidad mental y física”, parte contando.

El profesional agrega que “no pensé que iba a ser tan difícil, pero nunca me arrepentí. Además, que el equipo se portó muy bien, comprobé que todo es posible. Llegué cansado, pero es una satisfacción personal, lejos, de las mejores que he tenido en mi vida. Es impresionante todo lo que uno aprende cuando sale de su zona de confort”.

CONTENTOS

Entre los excursionistas, algunos ya habían comprobado las bondades de la montaña en retos anteriores, como es el caso de Alexandra Contreras. “Éste es mi segundo desafío, antes vine al Fraile, pero ahora fue más entretenido, porque hicimos muchas paradas”, dijo.

Similar opinión tuvo Maritza Cruz, vecina de Entre Ríos también participó anteriormente en otro recorrido y “esta vez vine con mi hijo. Agradezco al municipio por esto y esperaremos el próximo”.

En tanto, el molinense Eleuterio Díaz valoró que esta iniciativa “ayuda a las personas jóvenes y a los no tan jóvenes a empezar a interiorizarse en los ejercicios. Está muy bien organizada esta experiencia”.

VUELVE EL PRÓXIMO AÑO

Tras completar la ruta como una aventurera más, la alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo,  detalló que “llegamos desde temprano para subir el cerro y conocer los distintos paisajes, encontrándonos con bosques de robles, tierra húmeda y hasta un poco de lluvia. Hacemos la invitación a todos para los próximos desafíos, porque, de verdad, son espectaculares”.

Por su parte, el gerente de la Corporación Municipal de Turismo, David Bugueño, explicó que “se han logrado nuestros objetivos de dar a conocer los atractivos de la comuna. Tuvimos desde niños hasta adultos mayores, haciendo de esta experiencia, algo importante”.

El directivo añadió que “el próximo desafío será en 2019 durante la primera semana de abril en El Bolsón, que es mucho más cerca de la cordillera, así que todos atentos a nuestras redes sociales para poder participar”.

 

Hasta la propia Gobernación de Curicó llegó el equipo de la municipalidad de Molina, encabezado por la alcaldesa Priscilla Castillo, para exponer los detalles del polémico proyecto que pretende instalar una avícola en la ruta hacia el Radal Siete Tazas, generando 186 toneladas diarias de guano.

En la oportunidad, la Gobernadora Macarena Pons convocó a representantes de diversos servicios públicos, tales como el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), la Corporación Nacional Forestal (Conaf), el Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu), junto a la Directora Provincial de Educación, Irene Cortés. También estuvo presente el alcalde de Río Claro, Américo Guajardo, mientras que a nombre del municipio curicano estuvo el concejal Javier Ahumada.

La cita permitió que los presentes se informaran acerca de la serie de problemas que generará la iniciativa de la empresa “Núcleo Agricovial”, ya que sus tres hectáreas con deshechos afectarán a localidades incluso de Río Claro y de Curicó, incluyendo escuelas y a la economía que se nutre del turismo.

COMPROMISOS

Tras el encuentro, la Gobernadora Macarena Pons anunció que reunirá las observaciones de todos los organismos pertinentes para ponerlos a disposición quien tiene última palabra. “Nos juntamos con los servicios involucrados en este proceso y la idea es generar un informe sólido, contundente y objetivo para poder asesorar al Intendente, Pablo Milad, de modo tenga las herramientas necesarias para que pueda tomar la decisión más acertada en este caso”, dijo.

La autoridad agregó que escuchó la opinión de cada profesional, “así que ahora lo que queda es consolidar esa información para entregarla al Intendente y ver cuáles son los pasos que seguirá este proceso”.

PELIGRA EL TURISMO

La alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo, afirmó que “toda la comunidad está en contra de la avícola y nosotros, como municipio junto al Concejo Municipal, estamos en la línea de defender lo que hemos construido con mucho esfuerzo”.

Además, recordó que, a nivel regional, “hay un impulso del Intendente de fortalecer el turismo que tanta falta hace para generar más empleo y desarrollo; es por lo mismo que nos oponemos a la empresa, porque en definitiva, lo que hace es matar el turismo en Molina, parte de Río Claro y Curicó”.

APOYO TRANSVERSAL

Sacando la voz por la municipalidad curicana, el concejal Javier Ahumada indicó que “evaluamos muy fructífera a esta reunión porque se está tomado la determinación de apoyar a Molina y a su alcaldesa en que la empresa no se instale, porque esto va en desmedro de la salubridad y la calidad de vida de las personas”, agregando que, en su comuna, “nos vemos afectados en la zona de la precordillera”.

Por su parte, el alcalde de Río Claro, Américo Guajardo, manifestó que “nosotros, como administración municipal y junto a nuestros concejales, nos oponemos a la construcción de esta avícola. No queremos que se destruya nuestra naturaleza y hago un llamado a todas las autoridades tanto regionales como nacionales para que no le den el paso a esta empresa”.

Consultado sobre futuras acciones, respondió que “lo comenté el otro día, si esto no se resuelve en Talca, nos tendremos que trasladar a Santiago a pedir explicaciones por este tema que es tan grave”.

 

Una manera distinta y entretenida de aprender vivieron los niños y niñas de Molina en una nueva versión de la Expo Aves.

Se trata de un evento organizado por la Corporación Municipal de Turismo y Fomento Productivo, teniendo lugar en la Escuela Agrícola, a medio camino entre el centro de la ciudad y Lontué, asistiendo más de cinco mil personas durante el día.

En la oportunidad, se comercializaron gallinas, gallos, polluelos y huevos, junto con presentar un show artístico a cargo del propio establecimiento y del ballet “Elegidos”, procedente de La Rioja, Argentina.

La tercera versión de este encuentro se emplazó en la granja educativa del recinto, algo que apreciaron de forma especial los niños y niñas que aprovecharon de admirar no solo plumíferos en esta ocasión.

Además, hubo gallinas tanto para la venta como para las llamativas competencias, dividiéndose en especies por kollonka, ketro y kollonka con aretes. Todo ello acompañado de los cada vez más frecuentes “foodtrucks”, que comercializaron todo tipo de comestibles para engañar al estómago mientras duraba la visita.

VOZ DEL EXPERTO

Para la edición de este año, el experto español José Castelló volvió a deslumbrar a todos con sus amplios conocimientos producto de toda una vida dedicándose a la crianza natural de aves.

Mundialmente reconocido como una eminencia en el tema, el ibérico vio con buenos ojos los encuentros que generó la instancia, diciendo que “me ha parecido muy interesante la gran cantidad de conversaciones que he tenido con criadores y con la afición. Hay cosas inéditas acá en Chile, porque en España tenemos una variedad de razas, pero no un orgullo nacional como la gallina mapuche que existe acá. Les animo a intentar mejorarla racialmente”.

Con la paciencia de un maestro, Castelló relata que “mi abuelo tuvo el mérito, en 1914, de venir en barco por el Estrecho de Magallanes y ver por, primera vez, a las gallinas mapuche. Fue él quien empezó a darlas a conocer a través del primer Congreso Mundial de Agricultura de 1921 en La Haya”.

Es por ello que no se cansa de destacar las bondades y peculiaridades de la especie local. “Lo fundamental es la pigmentación del huevo, que aquí es azul, algo que no posee ninguna otra raza en el planeta”, recalca, agregando otros detalles, como la ausencia de colas y los aretes con masa cárnica debajo.

 

CONTENTOS

Los organizadores sacaron cuentas alegres del evento, porque “cada vez tenemos mayor afluencia de público y de participantes, porque este año se sumaron hasta equinos y peces. Sin duda, es una feria que deja una marca y es la más importante del rubro”, señaló Claudia Torres, directora de la Escuela Agrícola.

Por su parte, Alejandra Sobarzo, representante de Aves Suyai, expresó sus deseos de que “cada vez podamos tener más expositores e instruir a la comunidad sobre la gallina mapuche”.

En tanto, la alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo, destacó la oportunidad de brindar un panorama educativo con esta instancia, por lo que “agradecemos el trabajo de la Corporación Municipal de Turismo y de las personas que estuvieron exponiendo sus gallinas, huevos y otros productos, haciendo esto posible”.

 

Un no rotundo es la respuesta de la alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo, ante la posible instalación de una empresa avícola en Fuente de Agua, sector rural perteneciente a la turística comuna.

La autoridad justificó su rechazo a la iniciativa tras conocer detalles del proyecto ingresado por la compañía “Núcleo Agricovial” al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), en donde el propio solicitante reconoce que se verán afectadas por los malos olores localidades como Tres Esquinas, El Yacal, Portezuelo, La Valdesina, Estero La Viña, Estero Los Robles, el cerro Traluñé y El Bolsico.

Las instalaciones se ubicarán a 23,5 km del Parque Nacional Radal Siete Tazas y corresponden a 330 hectáreas en donde se planea producir 800 mil huevos diarios, pero generando nada menos que 183,3 toneladas de guano al día.

Cabe destacar que la avícola ingresó dos Declaraciones de Impacto Ambiental (DIA) en febrero y marzo de este año bajo el nombre de El Sauce, siendo la primera no admitida a calificación, mientras que la segunda quedó en estado “no calificado”. Actualmente, se está a la espera del pronunciamiento del SEIA sobre este tercer intento de la compañía.

JUNTO A LA COMUNIDAD

Tras conocer los pormenores del proyecto en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), Priscilla Castillo anunció que “nosotros, como municipalidad, nos estamos organizando con la comunidad para presentar todos los documentos y fundamentos necesarios para impedir que se pueda instalar esta empresa que contaminará el lugar, trayendo malos olores, moscas y todo lo que significa una planta avícola”.

La alcaldesa agregó que “obviamente, queremos que Molina siga creciendo, que haya más industrias y más trabajo para la gente; pero no a un precio que signifique contaminar y hacer que la gente tenga una mala calidad de vida”.

El que no se atreve, no cruza el río. Aplicando literalmente este dicho, más de 80 excursionistas se atrevieron a asumir el “Desafío Fraile” en Molina, instancia en la que ascendieron al cerro del mismo nombre.

La actividad es corresponde a uno de los retos más exigentes entre los que organiza la Corporación Municipal de Turismo, junto a su similar de Deportes. Prueba de ello fue el imponente caudal del río que se presentó como el primer obstáculo para la comitiva que se puso como meta llegar hasta la cima de la montaña.

INTENSO VIAJE

Como si el nombre del cerro hubiese impregnado al sector de un halo místico, la naturaleza que rodea a toda la ruta se caracteriza por ser de difícil acceso, lo que hizo más atractivo el tour para los excursionistas.

Tras recibir la ración de marcha y las instrucciones de los expertos para hacer la expedición de forma segura, los participantes comenzaron el viaje desde El Radal. Poniendo a prueba su ingenio, los guías lograron mediante cuerdas que toda la comitiva atravesara el caudaloso estero El Toro que protege el camino hacia la cúspide de la montaña.

La aventura prosiguió durante horas por senderos rodeados de bosques de robles y otras especies, en un ascenso donde la naturaleza iba mostrando a cada paso su indómita belleza. A lo lejos, se veía la cima del cerro Fraile, llamado así por las formaciones rocosas que allí se encuentran y que asemejan la calva de un sacerdote.

Al llegar a la meta, los senderistas pudieron admirar una de las vistas más hermosas que ofrece la cordillera de Molina, mostrando los poblados y límites con las otras comunas.

EXPERIENCIA INOLVIDABLE

Maravillados quedaron quienes formaron parte de la extensa caminata, tal como relata Carla Gutiérrez. “A quienes tienen susto, les digo que sí se puede llegar a la cima. Tal vez con dificultades, como el frío y el agua, pero se puede”.

Por su parte, Muriel Arias, afirmó que “lo hemos pasado súper bien, fue muy entretenido. Es primera vez que hago esto y fue una buena experiencia, desafiante, pero reponedora cuando uno llega a la cima. Gracias a la municipalidad y a las corporaciones por estas actividades”.

Tal como lo ha hecho con las demás expediciones, la alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo, acompañó a los excursionistas durante todo el trayecto. “Acabamos de cruzar el estero El Toro, fue un día increíble, espectacular y quiero dejar a todos invitados al próximo desafío que tendremos en noviembre”, dijo tras sortear de vuelta las caudalosas aguas de la montaña.

El siguiente reto tendrá lugar en el cerro Chiquillanes, en fecha por confirmar.


Un hecho que quedará grabado en la historia no solo de Molina, sino que de la Región del Maule y de Chile fue el inicio de las obras de pavimentación del camino hacia Radal Siete Tazas.

Justo en el empalme de la Ruta K-275 tuvo lugar la esperada ceremonia en donde se colocó la primera piedra de un momento que muchos quisieron inmortalizar mediante fotografías: el sueño de toda una vida para muchos habitantes de la zona precordillerana, quienes llevaron a sus familias para presenciar el solemne acto.

Para la ocasión, estuvo el Ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, acompañado de autoridades de la cartera y por la alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo, junto a su par de Río Claro, Américo Guajardo.

MINISTRO MOLINENSE

En medio de su discurso, Fontaine reveló su origen molinense a los presentes, detallando que es originario del sector de Santa Lucía. El Secretario de Estado también tuvo palabras para el trabajo del municipio socializando los detalles de la obra con la comunidad.

“Me parece muy positivo, porque estos proyectos nacen de una demanda de la ciudadanía y tanto su diseño como sus trazados son conversados con los vecinos mediante procesos de participación ciudadana. A través de este tipo de iniciativas, literalmente pavimentamos el camino del progreso de Chile y de los chilenos”, explicó.

Por su parte, la alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo, apuntó hacia el valor social que tiene esta obra. “Estamos muy emocionados de hacer este sueño realidad, principalmente por la gente que vive en el sector. Conozco la historia de personas que lo han pasado mal, como un matrimonio que perdió a su hijo por las malas condiciones del camino. Gracias a estos trabajos, generamos mejores condiciones para la gente y junto con ello podremos dar avance al desarrollo turístico, con mayores posibilidades de emprendimiento para atender a los más de 70 mil turistas que llegan en el verano, permitiendo ganar ingresos para nuestras familias”, detalló la autoridad.

LUGAREÑOS CELEBRAN

Haciendo patria en uno de los lugares más alejados de la urbanidad, el Director de la Escuela El Radal, Jorge Astudillo, no esconde su felicidad al ver las máquinas trabajando. “La verdad es que es una alegría. Vivo en la zona hace tres años y siempre que la gente nos decía que el pavimento venía, nosotros les decíamos que era un cuento. Pero hoy vemos que es algo fantástico y ahora lo que viene es progreso”, comentó el docente.

Consultado por la apreciación de sus alumnos, señala que “los niños todavía no entienden bien el tema, pero me preguntan cuándo va a estar listo el camino”, agregando que “esto implicará también una mejora en los tiempos y en las condiciones de viaje, así que ciframos nuestras esperanzas en que ahora empiece a llegar más gente a ayudar y seamos una gran comunidad”.

LAS OBRAS

La pavimentación de la Ruta K-275, a cargo de la empresa Tricam, considera un tramo de 18,4 km en su primera etapa hasta Radal, mientras que la segunda fase llegará hasta Parque Inglés. Esto se concretó gracias a una inversión superior a los $9.569 millones de parte del MOP y considera varios trabajos que se extenderán hasta 2020.

Entre ellos, destaca la construcción de un nuevo puente para el Radal, el cual estará ubicado en la primera curva de la cuesta El Portillo con 100 m de longitud; además de realizar mantención a los ya existentes puentes Pancho y Cura Gálvez. También está contemplado construir tres paraderos, dos pistas con bermas y cunetas a lo largo del camino.

Todo lo anterior fue previamente informado a la comunidad en procesos participativos donde se integraron juntas de vecinos, comerciantes, Conaf, Carabineros y los municipios tanto de Molina como de Río Claro, entre otros. Incluso, se concretarán planes de manejo ambiental, reforestación de bosques, traslado de postes y reubicación de “animitas”.


 

Con admiración y esperanza, los estudiantes y apoderados del Liceo Bicentenario María del Tránsito de la Cruz de Molina visitaron las obras de lo que serán las nuevas instalaciones del establecimiento.

Guiados por personal de Constructora CASAA, junto a la alcaldesa de la comuna, Priscilla Castillo, los alumnos comprobaron con sus propios ojos el estado de avance de los trabajos para el recinto que se convertirá en el primer Liceo Sello del país.

MODERNA INFRAESTRUCTURA

Las nuevas dependencias contemplan más de cinco mil metros cuadrados y permitirá cobijar a alrededor de 600 estudiantes al interior de sus aulas, las cuales estarán equipadas con tecnología de última generación, como son las luces inteligentes y el aire acondicionado.

Entre sus más llamativos espacios, destaca la amplia multicancha, una sala de música, un anfiteatro y lugares de esparcimiento con árboles de menor tamaño.

Para echar a andar el sueño, desde el Ministerio de Educación (Mineduc) tuvieron que inyectar más de cuatro mil millones de pesos, lo que se concretó durante el pasado Gobierno de Michelle Bachelet.

ENTUSIASMO

Muchos de los visitantes quedaron anonadados tras conocer de primera mano el avance del emblemático liceo. “Me gustó mucho, porque es muy grande y tiene cosas nuevas, como lo amplio de las salas, los lockers, los asientos. Donde estamos ahora, es súper chico y ahora habrá hasta una cancha. Estamos ansiosos”, comentó Josefina Iturra, alumna del 3ºB del establecimiento.

Su compañero, Etienne Álvarez, destaca “el espacio que tendremos una vez que termine la obra. Nos llama la atención también la implementación de los salones, algo que no se ve ni en liceos más avanzados. Cuando yo estaba en 1º Medio, escuchaba de esto y no creía; pero ahora vemos que sí se logrará”.

PRIMER LICEO SELLO

Consultado sobre el estatus que tendrá el plantel una vez que reciban el nuevo edificio, el Director, Dan Contreras, explicó que “es una tremenda responsabilidad ser el primer Liceo Sello de Chile, ya que una cosa es serlo y otra, es mantenerse como tal.  Aparte de las condiciones de infraestructura y recursos energéticos, involucra también ser sello como proyecto y práctica educativa tanto dentro como fuera del aula. Esto confirma que en Molina se está proyectando una educación de calidad”.

Guiando la visita, la alcaldesa de la comuna, Priscilla Castillo, expresó que el establecimiento “está quedando precioso, yo creo que muchos de nosotros hemos quedado impresionados por el avance de las obras en este recinto que albergará a tantos niños y jóvenes de nuestra comuna”.

El plazo de ejecución del proyecto es de un año y medio, es decir, en junio del próximo año debería estar terminado. Sin embargo, debido a la rapidez de la edificación, desde la constructora proyectan que el esperado momento podría llegar incluso antes de lo previsto.

 

 

Un importante paso en materia de seguridad pública y progreso vial tendrá lugar en cuatro importantes sectores de Molina, gracias a la implementación de un Proyecto de Mejoramiento de Alumbrado Público.

La medida consiste en la instalación de alrededor de 590 luces LED en importantes rutas de la comuna, como es el camino Santa Lucía y Entre Ríos, además de algunos sectores de Lontué y Casa Blanca que estaban pendientes de sumarse al recambio de luminarias.

La iniciativa fue postulada por el municipio encabezado por la alcaldesa Priscilla Castillo, encontrando fondos en la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere), entidad dependiente del Ministerio del Interior que financió los más de $203,3 millones que contempla su ejecución. Ésta tiene un plazo máximo de 90 días una vez iniciados los trabajos.

MENOS CONSUMO

 “Estamos muy contentos la entrega de recursos que hizo la Subdere, como también por la aprobación del Concejo Municipal, lo que nos permitirá sacar adelante estas importantes obras que mejorarán la calidad de vida de la gente, ya que los nuevos focos alumbran más y consumen menos de la mitad de la energía, además de brindar mayor seguridad a quienes transitan por los lugares donde se instalarán”, precisó la máxima autoridad comunal.

A modo de ejemplo, destacó que una luminaria tradicional consume cerca de 150 watts, mientras que las que emplean tecnología LED, apenas utilizan 70 watts. “Esto nos permite continuar nuestra línea de cuidado del medioambiente, porque queremos entregarle a nuestros niños un mundo limpio, sano y con recursos naturales”, agregó.

Entre las medidas para preservar el entorno, Priscilla Castillo resaltó los operativos de limpieza y reciclaje de “cachureos” que se encuentran realizando en diversas poblaciones de Molina, mediante los cuales ya han recolectado más de 22 toneladas de artefactos en desuso. El sábado fue el turno de la Villa El Trigal, en donde lo único que no se recibió, fueron neumáticos y baterías.

Una pronta solución a sus problemas auditivos tuvieron 14 pacientes del Centro de Salud Familiar (Cesfam) de Lontué, en la comuna de Molina.

Gracias a un convenio entre el municipio y el Servicio de Salud del Maule, los usuarios recibieron audífonos de forma gratuita, implementos que les fueron instalados por el propio equipo profesional del recinto.

La instancia corresponde al Programa de Resolutividad, el cual está dirigido a personas inscritas tanto en el citado Cesfam como en las postas rurales, permitiendo anualmente que sus beneficiados puedan acceder a este tipo de productos que difícilmente podrían pagar.

CAMBIO DE VIDA

Pese a las reducidas dimensiones del dispositivo, el efecto en los pacientes es grande, tal como expresa Benjamín Guzmán, habitante de la Villa Primavera. “Yo, antes, no escuchaba nada con el oído derecho y ahora está perfecto. No alcancé ni a estar un mes esperando, cuando me dieron la hora para recibir los audífonos; es algo súper caro y no habría tenido para costearlo”, relató.

Por su parte, Juan Maldonado, acotó que “el cambio es total y quiero darle las gracias al consultorio y a la alcaldesa, porque antes Lontué estaba abandonado y ahora es todo distinto”.

En tanto, la jefa comunal, Priscilla Castillo, comentó que “es increíble que con algo tan sencillo podamos cambiarle la vida a las personas. Este programa es maravilloso y hace sentir muy bien a la gente; uno a veces no valora estas cosas hasta que las pierde, así que felicitamos a todas estas personas que recibieron sus audífonos, porque han mejorado su calidad de vida”.

 

 

En un disputado y emotivo encuentro, se jugó la final del campeonato “Ganamos Todos, Molina Rumbo a Islandia” en el estadio de la turística comuna.

La histórica jornada contó con dos aguerridas escuadras: San Pedro y Reino de Dinamarca, quienes llegaban en gran nivel a la instancia decisiva, ya que el cuadro ganador se quedaba con la clasificación a la Rey Cup en el país nórdico.

Desde autoridades hasta históricos del fútbol local, nadie quiso perderse el compromiso, al que incluso se quedaron las barras de los equipos que jugaron el lance por el tercer lugar. “Como en los viejos tiempos”, dijeron algunos fanáticos del balompié.

Fuerza Vikinga

Superando el nerviosismo inicial, el transcurso de los primeros minutos tuvo al conjunto “vikingo” abocado en el área de San Pedro, mientras que los viñateros no encontraban cómo reaccionar ante el vendaval de fútbol de sus rivales.

Todo ello se materializó en una tempranera apertura de la cuenta para Reino de Dinamarca, elenco que siguió apostado en el área contraria y que, tras un implacable primer tiempo, se fue al descanso con un merecido 2-0.

Sin embargo, apenas iniciada la segunda fracción, San Pedro apeló a la “garra” del equipo para buscar el descuento, el que llegaría tras una confusa jugada en el área danesa.

Tras el 2-1, el conjunto vinero se fue con todo en busca del empate, lo que casi logra tras una increíble jugada en la que el balón rebotó en el palo. Ese fue el punto de inflexión para que despertara nuevamente el espíritu vikingo de los muchachos de Reino de Dinamarca, quienes aprovecharon los espacios de sus oponentes y, mediante un veloz contragolpe, desataban la euforia de sus fanáticos al anotar el 3-1.

Con la ventaja a su favor, el equipo de raíces escandinavas pudo manejar mejor el partido y hasta se dio el lujo de ampliar la diferencia mediante un remate digno del profesionalismo. Fue el 4-1 para poner un broche de oro a la campaña de ensueño de los muchachos Sub 14.

Ante una imponente barra, los niños se abrazaron y recibieron la copa de parte de las autoridades presentes, quienes los felicitaron pese a la copiosa lluvia que cayó durante la ceremonia de premiación.

Tercer Lugar

Previo a la final, se premió también al tercer lugar del torneo, logro que obtuvo el “ballet azul” de Casa Blanca tras vencer por 5-0 a los “diablos rojos” de Bajo Los Romeros. Cabe destacar que la hinchada de cada equipo se quedó para el partido decisivo y aplaudió tanto a los campeones como a los derrotados.

Reacciones

En el partido decisivo, se hizo presente el propio presidente de la Fundación Ganamos Todos, Harold Mayne-Nicholls, quien fue ampliamente solicitado por los espectadores para tomarse fotografías. “Me sorprendió el encuentro, estuvo muy parejo hasta mediados del segundo tiempo. Pero más allá de eso, quiero destacar el extraordinario comportamiento de ambos equipos; si bien lucharon por ganar, siempre respetaron al rival y al árbitro. Nos vamos contentos”, dijo el ex presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP).

En tanto, la alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo, comentó que “hay sentimientos encontrados por los que perdieron, pero alegría por los 18 chicos que vivirán una experiencia inolvidable, los felicito y ahora a preparar este viaje que recordarán por toda su vida”.

Junto con agradecer el apoyo de los concejales Hugo Guajardo, Julio Seguel, Patrico Vergara y Francisco Valdés, la jefa comunal agregó que, para estos niños, “se trata de un sueño hecho realidad”.

Los integrantes del equipo de la Escuela Reino de Dinamarca viajarán a la capital islandesa, Reykjavic, para disputar desde el 25 al 29 de julio, la Rey Cup. En dicho torneo, participarán escuadras de Inglaterra, Suecia, Estados Unidos, Canadá, Noruega y Alemania, entre otros países.


Miércoles 21 de Noviembre de 2018
  • UF: $27.499,85
  • Dólar: $671,35
  • Euro: $764,55
  • IPC: 0,40%
  • UTM: $48.160,00