La medida fue anunciada por la alcaldesa Priscilla Castillo y rige desde el miércoles 15 al martes 28 de julio para todos los establecimientos de administración municipal de la comuna.

Darles un merecido descanso a los escolares de la comuna es el objetivo de la Municipalidad de Molina tras decretar la suspensión de las clases virtuales por dos semanas en todo el territorio.

La medida comenzará a regir a partir de este miércoles 15 y se extenderá hasta el martes 28 de julio, siendo obligatoria para todos los establecimientos de administración municipal, incluyendo a escuelas y liceos.

Esto implica que durante dicho período los profesores no se comunicarán mediante videos con los alumnos, no se enviarán tareas, no habrá trabajos que preparar, ni ningún tipo de actividades académicas; todo ello con el objetivo de disminuir los niveles de estrés que pudieran enfrentar los escolares.

DESGASTE PSICOLÓGICO

Consultada sobre esta medida, la alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo, explicó que tomó la decisión para dar “un receso que beneficia a alumnos, padres, apoderados, pero también a profesores. Sabemos que las clases online han cambiado bastante la rutina tanto de las familias como de los equipos de cada escuela y liceo, puesto que se trata una nueva forma de hacer educación que implica un desgaste en la salud mental de estudiantes y docentes”.

Si bien, desde el Ministerio de Educación (Mineduc), se dispuso adelantar las vacaciones de invierno durante abril; a juicio de la jefa comunal de Molina, esto no es suficiente y se hace necesaria una suspensión invernal para dar respiro a las familias molinenses.