Superando con creces las expectativas de los organizadores se realizó el paseo por el Cementerio​ ​de​ ​Molina​ ​este​ ​sábado,​ ​con​ ​motivo​ ​del​ ​Día​ ​del​ ​Patrimonio.

El evento, a cargo de la Corporación Cultural del municipio, congregó a más de 300 parroquianos, quienes pudieron volver a revivir la historia de la comuna en la voz de los dos​ ​guías​ ​que​ ​se​ ​vistieron​ ​a​ ​la​ ​usanza​ ​antigua​ ​para​ ​esta​ ​ocasión.

Tal fue el interés de los asistentes, que se necesitaron tres minibuses para trasladar a las personas hacia el camposanto, lugar, en donde la alcaldesa Priscilla Castillo y su equipo esperaban​ ​para​ ​dar​ ​comienzo​ ​a​ ​esta​ ​novedosa​ ​iniciativa.

“Fue muy hermoso conocer parte de la historia de Molina, damos las gracias a todos los que vinieron, porque en realidad fue un éxito en cuanto a convocatoria. Quisiera saludar, además, a todos los colaboradores que
hicieron posible esta especial noche”, expresó la jefa​ ​comunal.

Por su parte, el Jefe de Gabinete, Sebastián Vergara, relató que la idea se gestó con la intención de hacer una actividad innovadora y que rescatara las raíces de la ciudad.
“Quedamos bastante conformes con la experiencia, fue con mucho respeto y altura de miras, siempre
pensando en cómo conocer más sobre la historia de nuestro pueblo”, indicó.

En tanto, el párroco Mauricio Jacques comentó que “me parece muy importante que la gente haya estado presente en este recorrido, pues eso quiere decir que en el alma de los Molinenses​ ​está​ ​la​ ​necesidad​ ​de​ ​tener​ ​más​ ​cultura”.

Fueron en total 37 puntos en los que se detuvieron tanto relatores como visitantes, compartiendo relatos en cada uno de ellos. Al final, el cementerio se sumió en el silencio, pero​ ​la​ ​historia​ ​quedó​ ​más​ ​viva​ ​que​ ​nunca​ ​en​ ​Molina.

 

Sin comentarios

Deja un comentario